¿Por qué viaja la gente? La respuesta es sencilla: ¡nos encanta! Nos encantan los desayunos lentos y tranquilos, las nuevas experiencias, los largos paseos, los nuevos lugares que visitamos, la gente y los recuerdos que conocemos. Nos hacen sentir felices de estar vivos. No es de extrañar. Viajar parece mezclar la mayoría de los hábitos de las personas sanas.

¿Qué ventajas tiene viajar? ¿Por qué es importante viajar? ¿Qué se le pasa por la cabeza cuando alguien le pregunta por "viajar"? El concepto de viajar varía de una persona a otra, pero los beneficios de viajar son ilimitados. Cuando se viaja, no es importante el viaje o las vacaciones en sí, sino todo el proceso de diseñar, explorar y volver de una visita.

Cuando te des cuenta de las ventajas de viajar, tendrás la motivación para hacer la maleta y empezar a viajar más. ¿Qué tiene viajar que siempre te hace sentir bien después de volver de un viaje? Hay una gran cantidad de ventajas detrás de los viajes, pero aquí están los 10 beneficios más importantes.

1. Viajar mejora la salud

Desde reducir el estrés hasta disminuir las probabilidades de desarrollar una cardiopatía, los beneficios para la salud de viajar son enormes. te pasas el día sentado en una silla en el trabajo: incluir algún paseo a tu viaje seguro que hace que tu cuerpo se sienta mejor. Para algunas personas, pasear por el extranjero es incluso una cura para la depresión y la ansiedad.

Por supuesto, no es una cura infalible, pero te haría sentir mejor, tanto física como psicológicamente. Viajar más probablemente va a tener un impacto increíble en su bienestar mental, especialmente si usted no está acostumbrado a salir de su temperatura. Créeme: viaja más y tu médico estará encantado. asegúrate de estar al día con tu médico, podría recomendarte algún medicamento para acompañarte en tus viajes, sobre todo si te diriges a regiones del mundo con enfermedades potencialmente peligrosas.

2. Viajar te permite desconectar de tu vida cotidiana

Esto está estrechamente relacionado con mi punto. Tendemos a sentirnos tan atrapados en nuestra vida cotidiana que a veces, por el mero hecho de quedarnos, podemos hacernos más mal que bien. ¿Tu jefe se está apoderando de tu vida? ¿Los niños te están volviendo loco? ¿Tus padres intentan que residas la vida que ellos quieren? ¿Cuánto tiempo crees que aguantarás esta presión antes de estallar y que todo se venga abajo?

Con toda seriedad, viajar no es una mala opción: es la forma más natural de provocar la sensación de que echas de menos a alguien o de que simplemente te echan de menos. El truco está en partir con un poco de preparación para evitar cometer errores de cálculo durante el viaje. Además, si vas a volar, será mejor que empieces a darle vueltas a la reserva de los billetes con antelación.

 

3. Viajar te hace más inteligente

Consigue descubrir nuevas palabras en un idioma muy diferente cuando viajes y puede que veas mejoras en tus capacidades cerebrales, como escribió Dan Roitman en el Huffington Post. Aunque sólo sea esto, empieza a conocer la jerga de los viajes. Incluso por encima de "sólo" idiomas, viajar te ayuda a estudiarte a ti mismo. puede que te encuentres con situaciones desafiantes en las que desees ser ingenioso y pensar de forma diferente. Estoy seguro de que simplemente desarrollarás un conjunto de habilidades de recambio que no sospechabas que tenías dentro.

4. Viajar mejora la comprensión de otras culturas

El motivo por el que viajamos puede variar de una persona a otra, pero las personas que viajan siempre desarrollan empatía y una comprensión más profunda de otras culturas. Ser más comprensivo y tolerante con un par de culturas diferentes a la nuestra es un elemento de ser más inteligente, pero yo lo considero un beneficio de viajar en sí mismo. Hay una cita de San Agustín que encaja: "El mundo puede ser un libro, y la gente que no viaja sólo lee una página".

Puedes considerarlo así: si lees lo que aparece en las noticias o ves las noticias en la televisión y no lo cuestionas, te estás perdiendo una gran cantidad de conocimientos. Puedes pensar que eso te hace ser más inteligente y estar más atento al mundo, pero es exactamente lo contrario: estrecha tu mente a una perspectiva singular y sesgada. Claro, lo más probable es que te sientas cómodo donde estás, ¡pero eso es sólo una fracción del mundo! Si eres estudiante, aprovecha programas como Erasmus para animarte a conocer a más gente, experimentar y comprender su cultura. Atrévete a viajar a regiones sobre las que tengas una opinión escéptica. ¿Has tenido alguna vez un vuelo retrasado o cancelado? ¡Puedes tener derecho a recibir hasta 600 euros de la compañía aérea!

5. Viajar te hace Más Interesante

No me cabe duda de que es usted un gran conversador. Dicho esto, incluir algunas anécdotas del extranjero probablemente te concederá aún más atención. Mencionar algo con lo que casi todo el mundo no está familiarizado o aportar una nueva perspectiva suele ser una buena forma de brillar en una situación social.

No hace falta que escriba un ensayo de viaje completo, limítese a comentar lo que ha visto y dónde ha estado: quienes conozcan su existencia viajarán junto con sus palabras. Había estado en muchos lugares alternativos, la conversación duró toda la noche y no me aburrí ni un minuto. Si aún no eres usuario de Airbnb, utiliza este enlace para instar algunos créditos gratuitos y prueba este post sobre una forma de empezar.

¿En quién cree uno que quiere concentrarse la gente: en el tipo que pasó su recepción de vacaciones haciendo algo de jardinería y leyendo el periódico, o en el que pasó una semana en Cuba, conduciendo un viejo coche americano, nadando con delfines y degustando comida deliciosamente picante? Yo sí sé qué historia tengo que escuchar.

6. Viajar le permite emprender comidas increíbles

No hay nada como probar un plato típico de otro país. No te engañes visitando la tienda de sushi de al lado: no sabes a qué sabe el sushi hasta que no has estado en Japón. A medida que viajas, descubres lo importante, y descubres que siempre es muy diferente a lo que estás acostumbrado.

Comer comida local en un país totalmente nuevo es una experiencia completamente nueva. Todos los sabores son diferentes. Aquí me tienes: Soy francesa y me encantan nuestras recetas locales. A usted también. Aunque sólo sea porque somos curiosos por naturaleza. Algunos blogueros gastronómicos recorren miles de kilómetros por un plato seleccionado. Lo mínimo que usted podrá hacer es recorrer la siguiente región y echar un vistazo a algo nuevo.

7. Viajar te hace querer Un aventurero

A pesar de que el mundo nunca ha estado tan conectado como hoy en día, sigue habiendo lugares poco conocidos para el turista típico. Hacer un inventario de los lugares a los que uno desea ir es extremadamente motivador. tienes algo tangible tras lo que viajar. Actualmente estoy elaborando mi propia lista de viajes, y creo que nunca veré la punta de ella, con estos increíbles destinos.

No hace falta que pases un mes en la selva. Si resides en una gran ciudad, el simple hecho de ir de excursión durante el fin de semana hará que te sientas diferente. Las aventuras requieren novedad, así que sal de tu temperatura. te dará miedo, pero pensándolo bien, ¡verás que es la mejor decisión que has tomado nunca!

8. Viajar amplía su red social (real)

Lo creas o no, las redes sociales fueron una especie de legitimidad - en el mundo. Una de las razones por las que más me gusta viajar es que creo que establecer contactos y crear una red de contactos en el extranjero es una de las mejores cosas que se pueden hacer en el mundo actual. a veces es difícil entablar relaciones duraderas con la gente que conoces en el extranjero, pero eso no significa que no merezca la pena conocer gente nueva.

9. Viajar permite crear recuerdos para toda la vida

Mi abuelo era un tremendo cuentacuentos y quería contarme historias de los viajes que hizo cuando era más joven. Una de mis favoritas es cómo probó a comer con palillos en China por primera vez.

Y probablemente también lo hará en ti. Por insignificante que parezca, el mero hecho de haber vivido una experiencia en el extranjero, algo fuera de lo normal, crea un recuerdo que recordarás durante mucho tiempo. Creo que crear esos recuerdos es la razón por la que mucha gente sigue viajando.

10. Viajar hace que ames tu hogar

Puede que hasta tú no comprendas realmente el significado de estas palabras de Wendy Wunder hasta que no vuelvas a casa. Por un lado, puede parecer que estás donde empezaste, en el mismo entorno, con la misma gente y los mismos problemas.

Sin embargo, no eres el mismo: ¡eres nuevo, lleno de nuevos conocimientos e ideas! Sé que yo solía aburrirme después de vivir toda mi vida en el mismo sitio. Necesitaba salir, necesitaba cambiar de aires. Solía centrarme sólo en lo negativo: cómo no hay mucho que probar y hacer en los alrededores, cómo sueles encontrarte con la misma gente, cómo nada cambia. Ahora, después de pasar, me alegro de todo esto y de ver sólo lo positivo.

Viajar puede ser una buena forma de mejorar su salud, ampliar sus horizontes y crear recuerdos memorables. También te ayuda a mejorar tus habilidades comunicativas, ampliar tus horizontes, aprender cosas nuevas sobre otras culturas e ignorar tus problemas cotidianos durante años.

Todos esos beneficios demuestran que viajar no sólo puede mantenerle más sano, sino también aportar más diversión y emoción a su vida. Si nunca ha viajado antes, ¡ahora podría ser su oportunidad de probarlo! No tenga miedo de interrumpir su aburrida rutina y producir más cambios positivos en su vida personal. Puede cambiar por completo tu forma de ver el mundo y convertirte en una persona mucho más feliz. ¡Buena suerte y diviértete!